EL Área de enfermería es uno de los departamentos mas importantes del centro,

ya que son los principales cuidadores y responsables de la estancia de los

enfermos.

 

El equipo de enfermería esta compuesto por enfermería de residenciaenfermería

de U.E.D y la supervisora o jefa de enfermería.  Los tres departamentos están en

constantes  comunicación y colaboración entre ellos.

 

 

Enfermería de U.E.D :  Esta zona esta dividida en diferentes salas y en cada salas

solo están aquellos pacientes que pertenecen a una misma fase. Aquí también es

donde se hace los talleres de manualidades, o de calculo consiguiendo  retrasar el

avance de la enfermedad todo lo posible. 

 

 

                                Las salas están bajo la supervisor de al menos dos

auxiliares que no dejaran dicha sala sin vigilancia. Los años de experiencia y la

especial dedicación que ,por parte de nuestro trabajadores, ponen al cuidado y al

mimo de los pacientes hacen que cada sala se convierta en una "pequeña familia"

consiguiendo que la estancia de los usuarios sea la mas cómoda y agradable

posible consiguiendo un efecto de aceptación por parte del paciente que  hace

mas fácil y efectiva la adaptación a su nuevo entorno, y como las salas están

divididas por las fases, realmente el usuario no tiene la sensación de que esta

peor o mejor evitando que se de cuenta de la situación en la que esta y evitando

situaciones problemáticas de agobio o intranquilidad.

 

Enfermería de Residencia : Al igual que pasa en la U.E.D, Residencia se encuentra

dividida en diferentes salas dependiendo de la fase en la que se encuentre cada

usuario sera asignado a una a otra, previa valoración psicológica. Aquí se le

otorga un cuidado integral al usuario residente, están las 24 horas vigilado

habiendo un turno de noche.

 

Ya sea en enfermería de U.E.D o enfermería de Residencia, se pone un especial

interés en el cuidado de los usuarios, creando un ambiente familiar y relajado

muy alejado del estereotipo de una  residencia tradicional. 

 

Al menos una vez en semana vienen dos médicos  a pasar consulta a los

usuarios, y son los encargados de cambiar el tratamiento si fuera necesario y

preciso haciéndole un seguimiento personalizado a cada enfermo, así pues se

tratara a cada enfermo según  sus  características propias, con esta forma de

actuar conseguimos un mayor retraso en el avance de la enfermedad de

Alzheimer y una mejor atención.